Alimentando los ciervos de Nara

Nara es un pequeño pueblo tradicional japonés al que es muy fácil llegar desde la ciudad de Kyoto. A pesar de su reducido tamaño, aquí encontrarás templos, tanto budistas como sintoístas, impresionantes. Entre los que se encuentra el Templo Todai-Ji con su gigantesca escultura de Buda.

Este pueblo también es muy famoso por sus ciervos, los cuales pasean a sus anchas por las calles entre los viandantes. Son muy sociables y se dejan acariciar, aunque siempre con precaución, ya que están acostumbrados a que los alimenten los turistas y se pueden poner un poco agresivos en ocasiones. Si Nara no se encuentra en tu listado de lugares a visitar, pero quieres poder ver y alimentar ciervos como los de este lugar, podrás hacerlo también en la isla de Miyajima, si quieres más información sobre este lugar, te doy más información en este enlace.

Alimentando ciervo en Nara

Nara tiene una gran concentración de templos y museos, por lo que podrás pasar toda una tarde visitando diferentes lugares sin parar. Nosotros llegamos a mediodía, y esa tarde nos dio tiempo de sobra para visitar los dos principales templos que llamaban más nuestra atención. Aun que existen más de diez templos a los que podrás ir si decides dedicarle un día completo.

Cómo llegar a Nara

Nosotros fuimos a Nara después de haber visitado el Santuario Fushimi Inari y la ruta de los torii. Desde la estación de Tofukuji sale una línea de tren llamada ‘Nara Line’ que te llevará tanto al santuario que comentábamos como a la estación central de Nara.

El pueblo no es muy grande, pero recorrerla a pie puede hacer que pierdas demasiado tiempo que podrías aprovechar visitando los templo. Para poder ganar tiempo, lo mejor es comprar un pase de día de autobús directamente en la estación de tren donde te bajarás. Los trenes y los autobuses comparten estación, por lo que una vez tengas el pase podrás montar directamente en una de las tres líneas de autobús que tiene el pueblo.

Cada línea esta distinguida por un color, y te resultará muy sencillo identificar que autobús pertenece a que línea, ya que estos van pintados del color correspondiente. Nosotros comenzamos utilizando el rojo, que nos llevaba al punto más lejano, y desde allí fuimos retrocediendo hasta terminar en el punto de origen para volver a Osaka, donde nos hospedábamos.

Qué ver en Nara

Nosotros estuvimos en los dos templos principales. Uno de ellos era sintoísta y el otro budista. Solo fuimos a estos dos por que eran bastante grandes y llevaba tiempo recorrerlos por completo.

Templo Kasuga Taisha

Este templo se encuentra en una zona de bosque, por lo que cuesta un poco llegar. Desde la estación central hasta aquí, fueron al menos 20 minutos de autobús. Una vez llegamos empezamos a ver el templo central, el cual era precioso. Pero poco después nos dimos cuenta que el templo continuaba por un sendero que lleva a otros más pequeños que forman parte del complejo.

Por este camino encontrarás muchos puestos pequeños donde la gente hacía ofrendas y peticiones. Es completamente gratuito, por lo que si quieres hacer una petición, lleva un boli y ellos de facilitarán un papel o una tablilla donde escribirlo.

Peticiones en un templo sintoísta

El sendero está lleno de farolas tradicionales y ciervos, estos menos sociables y más asustadizos que los que encontrarás caminando por el centro del pueblo. El resto de templos que hay en esta zona están cerrados, o al menos así fue como los encontramos nosotros, por lo que solo pudimos verlos desde fuera.

Templo Todai-ji

El templo Todai-ji es de visita obligada durante tu estancia en Nara. Este templo budista tiene la escultura Buda más grande del país, y no desmerece la visita a pesar de tener que pagar entrada.

Gran Buda de Todai-Ji

En la zona central del templo están las tres esculturas principales, y en en lateral derecho había una columna con un agujero por el que la gente intentaba pasar. Los que lo hacían parecían turistas locales, por lo que supusimos que se trataba de algún tipo de superstición. Nosotros asumimos desde el minuto cero que no entrábamos por el orificio, así que evitamos hacer el ridículo y nos limitamos a ver a los que sí lo intentaban.

Excursiones en Nara

Si prefieres hacer esta excursión al pueblo de los ciervos con un guía que te cuente las historias y detalles de los principales templos de la zona, te dejo una selección de las mejores excursiones ya programada que facilitarán tu visita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like