Los 5 mejores templos de Kyoto

Kyoto es una de las antiguas capitales de Japón al igual que Nara, una ciudad colindante de la que ya hablé anteriormente. Es por ello que tiene una gran concentración de templos enormes para visitar.

Esto se suele convertir en el problema principal al visitar la ciudad, decidir qué templos visitar y cuales no, especialmente cuando la falta de tiempo hace que sea físicamente imposible visitarlos todos. Por ello te dejo los lugares, que al igual que me ocurrió a mí, te dejarán sin aliento y de los que no te arrepentirás de haber incluido en tu itinerario.

Templo Kinkakuji, El Templo del Oro

Este templo es uno de los más conocidos de todos los que hay en Kyoto. Es bastante probable que si has comenzado a organizar tu ruta por la ciudad, ya hayas incluido este en la columna de visita obligatoria, y no es para menos. Es sin duda el más impactante, no por ser el más grande, ni siquiera por ser el más bonito, sino por ese forrado exterior dorado que tanto lo caracteriza.

El templo esta situado en un lago que tampoco desmerece lo más mínimo, y el entorno lo forman unos jardines espectaculares.

Templo Kinkakuji

El recorrido en si es muy sencillo, ya que es un circuito que termina en el mismo punto donde lo comenzarás. Por el camino que hay que seguir, atravesando los jardines, se encuentran diferentes casas tradicionales, en las que mantienen, a modo de exposición, utensilios de la época. Ya casi al final de la ruta encontrarás otro pequeño templo, este de color madera y una enorme hilera de puestos de souvenirs con un montón de cosas chulas para comprar, aun que probablemente no al mejor precio.

Templo Ginkakuji, El Templo de la Plata

El templo de la plata no es tan espectacular como el anterior, de hecho, ni siquiera es de color plateado. Este templo tiene unas características arquitectónicas muy similares al anterior, pero la principal diferencia se encuentra en los numerosos jardines zen que lo rodean.

Templo Ginkakuji

Estos jardines los tienen super cuidados, y los cambian constantemente con formas geométricas. Siguiendo el sendero marcado por la ladera, verás el conjunto de todos, y podrás observar la obra de arte que forman.

Al final del recorrido terminarás en una tienda con diferentes artículos tradicionales. Si eres fan de la literatura y el diseño japonés, al igual que un servidor, te recomiendo que entres a ver los libros que venden, ya que yo me llevé de aquí los mejores ejemplares que encontré en todo el viaje, y además, al mejor precio.

Templo Kiyomizu Dera, El Templo del Agua

Este templo, al igual que el Templo del Oro, es uno de los más icónicos de la ciudad. Es bastante probable que ya lo hayas visto en miles de anuncios de viajes y postales.

Templo Kiyomizu Dera

El templo está formado por diferentes secciones, y cada una tiene sus peculiaridades. La primera, desde la que accederás al templo, es de color rojo, y está formada por varios edificios, entre los que encontrarás una puerta, una pagoda, un templo y varias esculturas.

La segunda será el templo principal, pero este no está pintado, mantiene el color madera. Este templo es famoso por su balcón, ya que al estar construido en varias alturas, desde el salón principal podrás ver toda la ciudad de Kyoto.

Templo Kiyomizu Dera

La última sección esta formada por un recorrido entre jardines que te dará acceso a diferentes edificios, cada uno con una función diferente.

Templo Chion In, El Templo del Último Samurai

Este templo es famoso por dos motivos principales, el primero son sus interminables y enormes escaleras, ya que está construido en una ladera, y el segundo, es por ser uno de los escenarios de la película ‘El Último Samurai’ protagonizada por Tom Cruise.

Escaleras Templo Kiyomizu Dera

Al final de las escaleras se encuentran los templos y una pagoda, pero el que más destaca es el salón principal, el cual nosotros no pudimos ver más que desde fuera porque estaban restaurándolo.

Templo Kiyomizu Dera

Palacio Imperial

El palacio imperial es de visita obligatoria por muchos motivos. El primero que encontrarás serán sus gigantes jardines y su muralla, ya que tardarás un ratito en llegar desde el inicio de los jardines hasta la puerta principal.

Muralla del Palacio Imperial de Kyoto

Es un palacio muy poco convencional y chocante para las personas de occidente, ya que todos los habitáculos están diseñados para que desde fuera se pueda ver su interior. Es casi como un conjunto de escenarios, que unidos, forman un gran edificio.

Jardines Palacio Imperial de Kyoto

Alrededor del palacio también se encuentran lagos y jardines zen preciosos que parecen sacados de una película.

El templo extra

Existen más templos impresionantes que visitar, pero me he limitado a nombrar solo cinco que a mí, personalmente, me cautivaron.

Otro templo que no te puedes perder, y que seguramente entre en tu ranking de tus cinco favoritos, es el Santuario Fushimi Inari. Este es conocido, principalmente, por su senda de torii. Si quieres más información sobre este santuario sintoísta, te recomiendo que leas este post.

Excursiones

Si tu tiempo es muy limitado y quieres aprovechar al máximo el tiempo de las visitas, te recomiendo hacerlo con excursiones programadas. Te dejo un par de links para que les eches un vistazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like